Volver al Campo

fortalecimiento educativo

¿Interesado en donar?

Generando sonrisas y mejorando espacios educativos

A 150 kilómetros de la ciudad de Bogotá se encuentra la vereda El Ejido, en el municipio de La Palma, en Cundinamarca. Allí reside Stiven, un niño de 6 años, tierno y feliz de vivir en la libertad y tranquilidad que le generan los campos de ese lugar. Él, es la representación de miles de niños colombianos que hoy viven el posconflicto, de esa guerra que solo dejó campos desolados y hogares que apenas empiezan a recuperarse del desplazamiento, el fuego cruzado y otros tipos de violencia que marcó sus vidas.

El abandono que sufrió este cálido municipio es evidente; por eso, su comunidad requiere que se mejoren los espacios de las escuelas rurales a las que asisten los niños y niñas, como Stiven. Por tal razón, luego de un proceso de diagnóstico y evaluación se identificaron y priorizaron algunas escuelas para iniciar con su recuperación.

Con el dinero recolectado por medio de la campaña Volver al Campo y con el trabajo de la comunidad, se mejoraron las condiciones de tres escuelas ubicadas en las veredas de El Ejido, El Hato y La Enfadosa. Con este gran trabajo colectivo, son 23 niños y niñas de estas comunidades que ahora cuentan con espacios adecuados y algunas herramientas pedagógicas para su educación.

Hemos avanzado. Sin embargo, esos espacios pueden mejorarse aún más, para que el número de niños beneficiados por estas obras crezca. Por eso, cada día es una oportunidad para que apoyemos y ayudemos a que Volver al Campo sea una realidad para miles de campesinos.
Ingresa a www.fupad.org/volveralcampo y dona, tus aportes nos servirán para la reconstrucción de esta escuela y muchas más.

CONTÁCTENOS

Compartir