Tecnología al campo

¿Interesado en donar?

Con rostros sonrientes empiezan a llegar cada uno de los pequeños productores que hacen parte de diferentes asociaciones. Se saludan, hablan de cómo va su finca, cómo han acopiado los peces, cómo se ha realizado la venta, cuáles son sus clientes, cómo pueden generar alianzas entre ellos mismos, se abrazan, parece que todos se conocieran de mucho tiempo atrás.


Hans Buelvas Pérez hace parte de una de las siete organizaciones que fueron beneficiadas. Este joven líder de la asociación Apucan, lleva varios meses luchando por fortalecer su organización con el fin de mejorar y realizar cada uno de los procesos que le fueron enseñados durante el acompañamiento socioempresarial dado con el Programa de fortalecimiento de capacidades productivas y generación de ingresos para pequeños productores rurales.


Pese a las dificultades presentadas, y después de hablar con los productores se llegó a la conclusión que una de las mayores necesidades de Apucan era contar con los equipos de cómputo para llevar a cabo la contabilidad del centro de acopio, tener la tecnología necesaria para poder diligenciar documentos, comunicarse y organizar una oficina. Teniendo en cuenta esto, la comunidad se organizó para adecuar el lugar donde funcionaria la asociación y donde estarían ubicados los insumos.

“Ya era justo y necesario contar con computadores, impresoras… Algo que soñamos y somos unos afortunados por tener la oportunidad de recibirlo, debemos aprovecharlos al máximo”, afirmo Hans.

Transformaciones reales (casos/ historias)


 
 

CONTÁCTENOS