Por décadas, Colombia ha enfrentado situaciones de desplazamiento y confinamiento. A esto se ha sumado, la llegada masiva de refugiados y migrantes venezolanos. El reto ha sido la integración y el desarrollo humano de estas personas, quienes presentan afectaciones, necesidades, capacidades y sueños.

Fupad es sensible a esta situación,  y en articulación con la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos, implementa el programa Integrando Horizontes, el cual tiene como objetivo proporcionar asistencia humanitaria, mecanismos de protección y fortalecimiento institucional para mejorar la capacidad de respuesta de las entidades locales frente a la atención a estas poblaciones.

Como parte de este proceso, se llevó a cabo en Bogotá, la jornada denominada “Movilidad humana: hacia la integración comunitaria”, donde academia, institucionalidad y comunidad, estuvieron presentes y  dieron a conocer los logros y retos que tiene el país frente a la situación de migración, desplazamiento y confinamiento del país.

“Nuestro centro de trabajo como organización es trabajar en el ser para luego hacer. El centro son los seres humanos, sin importar raza, nacionalidad, lengua. Lo que queremos en territorio es que las comunidades confíen en nosotros. Que podamos volver una y mil veces. Cumplir la palabra es parte esencial del trabajo de nuestra organización”, sostuvo Luz Cristina Pinzón, directora de desarrollo para Suramérica de PADF; quien además presentó la experiencias desde FUPAD en la atención de población en situación de movilidad humana donde resaltó la importancia de trabajar  con las comunidades en los territorios, respetando sus culturas y saberes, además, de generar confianza con cada una de las acciones que se realizan.

“Celebramos que FUPAD haya logrado contribuir a mejorar las rutas de atención y protección a migrantes venezolanos, y la capacitación a funcionarios para atender las necesidades de la población. Asimismo, que haya logrado implementar medios de vida para mejorar las condiciones de vida de la población y coordinar acciones de articulación con el gobierno de Colombia”, afirmo  Fernando Ramírez, Especialista en Refugiados y Migración del Buró de Población, Refugiados y Migración (BPRM)

Asimismo, estuvo presente el director de la maestría en Comunicación, desarrollo y cambio social de la Universidad Minuto de Dios, J. Ignacio “Iñaki” Chaves Gil, quien habló de las Migraciones, como riqueza de la interculturalidad “la migración es un poderoso motor de crecimiento económico, el dinamismo y la comprensión. El migrante lo es más, en cuento más pobre sea. Es necesario formar ciudadanos conscientes  de las diferencias  y de las palabras que usan”

Durante la jornada, con la participación de más de 80 personas, también se socializaciaron experiencias exitosas de Iniciativas con Balance Positivo exitosas durante la fase I del convenio como la construcción del albergue La Milagrosa en Tame, Arauca, logrado gracias al trabajo articulado entre la comunidad, la institucionalidad y las ONG.

Esta actividad fue una muestra del compromiso de Fupad con las comunidades y de la importancia del trabajo articulado para lograr impactar positivamente en los participantes de los programas que se implementan en Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario