Con esta apuesta en conjunto, ANH, Corpoguajira, Invemar, FUPAD y las comunidades de La Guajira trabajan para establecer espacios de conservación y que los ecosistemas predominantes en el país se protejan y no sean impactados negativa y directamente por la industria.

El objetivo de la iniciativa es definir un área marítima entre Riohacha y Manaure  que no tendría influencia directa de la actividad extractiva (minero/ hidrocarburifera), y de esta manera propender por la estabilidad del ecosistema de pastos y praderas marinas para la permanencia de las especies de peces contribuyendo así a la sostenibilidad y  seguridad alimentaria de las comunidades.

Es importante resaltar que al lograr el objetivo del proyecto, se establecería un área protegida que haría parte de las primeras en el país con este énfasis.

Según Invemar, los pastos marinos son considerados en el país como uno de los cinco ecosistemas marino-costeros estratégicos, junto con los arrecifes de coral, los manglares, los litorales rocosos y los fondos sedimentarios (playas o ambientes de fondos blandos).

Es así como en el marco del convenio con la ANH, FUPAD realizó el acompañamiento a la pre Consulta e instalación de la Consulta Previa establecida para 25 comunidades Wayuú  (24 de Uribia y 1 de Manaure).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario