Un taller para la construcción de confianza y esperanza Zonas Futuro – Pacífico Nariñense
Iván Darío Preciado

Líder Juvenil – 26 años

Esposo de María Fernanda Tenorio y padre de Karel Alexander de 2 años de edad

Oriundo de la vereda de San Bernardo de la Espriella, Tumaco.

Contexto

Desde los 13 años de edad, este joven se ha interesado por el folclor de su tierra. Cuando cumplió 20 años decidió dedicar su vida a desarrollar el talento innato, la destreza para crear, bailar y tocar con la que había nacido. Actualmente es el docente del Centro Creativo y de Innovación Empresarial y Cultural de la Institución Educativa Nuestra Señora de la Espriella donde enseña a más de 25 jóvenes del corregimiento rural.

Como habitante de la vereda Espriella y como muchos colombianos del campo, se crio en medio de desafortunadas vivencias e historias relacionadas con la guerra y la violencia que marcaron su vida y la de su comunidad.

Pero Iván quiere ser agente de cambio y decide sumar por medio del arte, replicando con  entusiasmo su visión con los jóvenes alumnos que lo siguen:

“el folclor es una pasión y una razón para hacer las cosas bien y transformar la historia de las nuevas generaciones; a través de la música, el baile y el arte, podemos alejar a muchos niños y jóvenes de los malos pasos”, asegura.

Iván y Zonas Futuro

La Estrategia del Gobierno Nacional llegó al corregimiento de Espriella para adecuar significativamente las instalaciones de la Institución Educativa logrando que cientos de niños, niñas y jóvenes accedan a la educación en óptimas condiciones. Para Iván, ser docente del área de artística y líder comunitario le permitió conocer la estrategia y emprender nuevas oportunidades.

Sonriente, manifiesta que Zonas Futuro es el programa siempre esperó en su territorio, pues al escuchar que apoyaban el empoderamiento, la autogestión y transformación social, se convirtió en su principal seguidor: “esta estrategia es una gran oportunidad tanto para la comunidad en general y mi grupo de jóvenes artistas”, afirma.

Los sueños y objetivos de Iván son claros, pues quiere empoderar a cientos de jóvenes a través del arte tradicional de la diáspora africana, no solo de su vereda sino también de su alrededor, llevando una alternativa para la ocupación del tiempo libre creando cultura.

Con la alegría que lo caracteriza y ganas de salir adelante, da las gracias a Zonas Futuro por los talleres desarrollados que le permitió soñar libremente su territorio identificando habilidades para hacerlo una realidad. Su mayor alegría llegó con las Iniciativas con Balance Positivo IBP©, pues les permitió fortalecer el “Taller Creativo, de Innovación Empresarial y Cultural” con la dotación de materiales, herramientas y acompañamiento profesional para generar procesos de emprendimiento productivo y gestión. Iván asegura que estas acciones inmediatas, lo llenan de mucha felicidad, pues generan cambios significativos en las comunidades que se pueden sostener en el tiempo.

“Nos satisface ver como Zonas Futuro transforma físicamente nuestro territorio con infraestructura, pero también nuestro futuro con nuestros aprendizajes y oportunidades de progreso”.